Del santuario de las Lajas a Ibarra en Ecuador

Una de las maravillas del mundo el santuario de las Lajas

Se pueden visitar en 1 día 2 países y una maravilla del mundo.

Podría decir que el día empezó a las 3 de la madrugada cuando me desperté mientras el bus seguía moviéndose hacia Ipiales, llegué a la terminal antes que el sol se asomara, un café fue lo único que encontré para calentarme un poco, pero en la terminal el frío nunca se fue.

Cargué el celular y a las 6 en punto salí a buscar un carro que me acercara a la iglesia de las Lajas, con suerte hay varias opciones; taxis compartidos o colectivos que se pueden pagar en dólares o en pesos $1 USD o $2.500 COP por trayecto y hasta que se complete el cupo.

Desde la terminal toma como 20 minutos y descender por las escaleras o las rampas caminando y apreciando el paisaje, puede tardar 15 minutos. No sé exactamente cuando se llega, ver la majestuosa arquitectura de la iglesia es como llegar sin estar cerca, lo mejor es que hay varios caminos al rededor para observar la desde diferentes ángulos. Era muy temprano así que fue perfecto para tomar fotos sin gente y con los primeros rayos del sol.

Estuve en la iglesia como por una hora y regrese al la terminal para cruzar la frontera y llegar a Ecuador. Pero antes de cruzar quería desayunar, la última comida colombiana que probaría en varios días, 10 minutos de fila en migración Colombia y 15 en migración Ecuador y nuevamente a un colectivo hacia la terminal de Tulcan para ahora sí llegar a Ibarra mi primer destino en él país de los cuatro mundos, no lo niego estaba ansioso era la primera vez que estaba solo en otro país, no tenía internet y me había enterado que esta ciudad existía apenas 1 mes antes, iba tranquilo ya que podía preguntar a Los locales y no estaba muy lejos del hotel que ha tenia apartado.

Encuentro una verde montaña en cualquier dirección, estar rodeado por montañas da una sensación extraña, es una rara manera de sentirme cobijado por la naturaleza sin que ella esté muy cerca, quiero suponer que por esta razón esta ciudad se fundó allí.

Para mi sorpresa la tranquilidad que se siente en las empedradas calles de la parte colonial de Ibarra hizo que toda mi preocupación desapareciera, camine por los principales parques históricos y por la Avenida Mariano Acosta hasta el parque ciudad Blanca, “la sorpresa de la tarde”. Fuentes de agua, grandes estructuras que usan el agua, forma geométrica y la naturaleza, cancha deportiva, una gran pista para trotar o montar en bici, juegos infantiles y un puente qué arquitectónicamente daba una impresión de modernidad a todo el parqué, creo que me quedo con las ganas de volver.

Al regreso me encuentro con una ciudad llena de comercio, casi de todo se consigue por estas calles es como si la ciudad despertada después del medio día, más gente, mas ruido y mejores opciones para armar planes.

No olvides

  • Moneda de Ecuador: Dolar
  • Moneda de Colombia: peso colombiano
  • Aconsejo llevar chaqueta, no hace mucho calor

Summary
Review Date
Reviewed Item
Santuario de las Lajas
Author Rating
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *