Los turistas que visitan Colombia adoran los tamales con molido

Hacer turismo siempre será una actividad inolvidable. No importa si la pasas bien o si la pasas mal, el recuerdo de tu viaje permanecerá por siempre contigo. La vida está hecha de historias que a veces vale la pena contar, pero a veces no. Es por eso que cada vez que conozcamos un nuevo sitio debemos tener en mente que la experiencia vale más que cualquier otra cosa. Eso nos lleva a centrarnos en una parte fundamental del turismo que muchas personas suelen pasar por alto: la gastronomía.

Tamales colombianos y turismo

La afluencia de viajeros que visitan Colombia ha bajado mucho como consecuencia directa de la pandemia, pero se espera que sea uno de los países que recupere con más fuerza el aspecto turístico en los próximos meses. Desde siempre, las personas que deciden hacer turismo en Colombia se han enamorado de un plato increíblemente delicioso de la cultura andina: los tamales con molido, sobre todo los de la cadena MUY que además se pueden pedir a domicilio. Para nadie es un secreto que esta nación está llena de sabor y calidez en todo sentido, pero, ¿qué tienen los tamales con molido que los hacen tan especiales? Lo descubriremos en breve.

El tamal: un plato ancestral que se adapta al más exigente paladar

La riqueza de las tierras latinoamericanas no estará jamás en duda. Las condiciones climáticas de los países ubicados al sur del continente hacen que la cosecha de vegetales, frutas y productos naturales sea mucho más sencilla que en otras partes del mundo. De hecho, Colombia es mundialmente conocida porque en sus tierras se cosecha el mejor café del planeta (para muchos).

La Cordillera de los Andes atraviesa todo un continente mientras dota de frescura los espacios donde habitamos. El mar caribe retumba con fuerza en las costas de Colombia. El océano pacífico adorna los paisajes de Ecuador, Perú y Argentina al mismo tiempo que las selvas amazónicas transmiten personalidad al gigante Brasil. Lo mágico de Colombia es que todos estos escenarios topográficos y climáticos se encuentran en este país, sin excepción.

Esta diversidad ocasionó que las culturas ancestrales del país hayan creado platos sensacionales que prevalecen hasta hoy en día. El tamal tiene origen mesoamericano, por lo cual lo más probable es que Colombia haya servido como puente de conexión entre este delicioso platillo y el resto del continente.

Tamales colombianos de todas las regiones

Pero el tamal colombiano tiene algo especial: su receta está hecha con tanta pasión que el sabor es indescriptible. Cada región de Colombia ha adoptado pequeños cambios en la forma de preparar el tamal según la región. Por ejemplo, el tamal antioqueño no es igual al tamal bogotano, pero todos comparten una esencia cultural profunda que se transmite de forma perfecta al ámbito moderno.

Los turistas se sorprenden cuando se dan cuenta que es posible tener un verdadero tamal con molido sólo con pedirlo desde las plataformas de entrega a domicilio. Saborearlo es un recuerdo que jamás podrá olvidarse.

El potencial turístico de Colombia es inmensurable

Es muy difícil elegir un sólo sitio que visitar en Colombia. No importa si prefieres las cálidas playas de Cartagena o si decides visitar Medellín por un par de semanas, en este país conseguirás algo que escasea en el resto del mundo: una historia rica e interesante esperando por ser descubierta. Las posibilidades con respecto al potencial turístico de esta nación son infinitas.

Un día puedes estar observando las hermosas sierras maquilladas por la nieve, y al otro puedes embarcarte en una aventura por la selva que tendrá como destino final playas paradisiacas de color azul cielo.

Lo importante es no olvidarse de experimentar una gastronomía que ha venido consolidándose desde hace siglos y que ahora podemos experimentar en todo su esplendor sin necesidad de invertir nuestro tiempo. La cultura y la tecnología van de la mano al momento de ser turista en Colombia.